Guia de compra

En Ikea, Leroy Merlin, Bauhaus, Bricomart, Bricodepot, o en tiendas online como lapuertacorredera.com, puedes encontrar puertas de cristal correderas. Pero es aconsejable obedecer una serie de recomendaciones antes de comprar, para que pueda tomar la decisión correcta para usted.
Cualquiera de los modelos de puertas corredizas de cristal que se ofrecen
Aquí hay 3 modelos que te sorprenderán por su precio y calidad si te preguntas cuánto cuesta una puerta corrediza de cristal.

Antes de elegir su puerta corrediza de cristal, ¿En qué fijarse?

Puede ser por varios motivos para comprar un panel de vidrio deslizante, pero hay dos propósitos clave para los que generalmente los compramos:

  • Por un lado, existe el uso práctico de dividir dos habitaciones en las que no hay mucho espacio accesible o en las que será demasiado engorroso tener una entrada convencional con bisagras.
  • Por otra parte está el utilizar una puerta corredera de cristal con fines puramente decorativos, ya que ésta aporta a cualquier habitación un estilo elegante, refinado y moderno al mismo tiempo.

Si decides vestir tu casa con puertas correderas de cristal, en la puerta corredera te mostramos una serie de recomendaciones que te servirán de ayuda antes de comprar un modelo u otro.

Pasos para conseguir tu puerta corredera ideal

  1. Lo primero a tener en cuenta es conocer las medidas del hueco de la puerta a cubrir. Los modelos más comunes de puertas correderas de cristal poseen una anchura de entre 60-100 cm, siendo suficiente para cubrir cualquier paso de puerta. La altura suele rondar los 205-210 centímetros, con lo que se ajusta al tamaño estándar.
  2. Verifique las propiedades del cristal con el que está hecha la puerta. Sugerimos un grosor de 6-8 mm. Asegúrate de que no ocurra ningún daño. Verifique que sigue los requisitos de seguridad existentes y que está acreditado según la norma europea DIN 12150.
  3. Busque a menudo el tipo de vidrio que prefiere (translúcido, claro, biselado, serigrafiado…) para que no haya un mal pulido u otro fallo de diseño.
  4. Observe que los rieles son finos, sólidos y los pasos adecuados para su espacio donde se desliza la puerta de vidrio son buenos.
  5. Abrir y cerrar la corredera de vidrio hasta que se monte debe ser conveniente y cómodo, para ello lo más seguro es tener cojinetes, mordazas de aluminio o acero de calidad, que puedan soportar el peso de toda la estructura sin problemas.

Finalmente, tendrían una puerta corrediza de cristal, nueva, segura y silenciosa, ya sea que aún tengan alguna forma de goma o espuma en sus cojinetes para amortiguar el ruido.